Una cita con la historia

Una cita con la historia

A pesar de lo instalado que está el nombre a esta altura del camino, pocos conocen la etimología de nuestra marca, que trascendió fronteras y hoy está presente en un centenar de países alrededor del mundo.

Hay nombres y marcas que alcanzan un grado de evolución tal que pocos se preguntan cuál es su origen y, en caso de ser una sigla, qué significa. Me gusta indagar y buscar la raíz de un éxito. En nuestro caso podemos dividir esta historia en tres ejes: la empresa global, la marca en la Argentina y la nuestra, la que creamos hace 12 años en Vicente López.

RE/MAX es la sigla de Real Estate Maximums, y fue fundada en los Estados Unidos en 1973 por Dave y Gail Liniger

Empezando por el principio: RE/MAX es la sigla de Real Estate Maximums, y fue fundada en los Estados Unidos en 1973. Dave y Gail Liniger, ambos agentes inmobiliarios, venían desde hacía tiempo pensando en cómo cambiar un status quo que no los hacía felices en absoluto: escasa o nula capacitación, apoyo inconstante de su empresa, con un esquema de comisiones sistemáticamente bajo; en definitiva, muy poca participación en el negocio.

Para eso, debían crear un sistema que atrajera a los mejores agentes ofreciéndoles un máximo servicio, máxima formación y máxima rentabilidad y comisiones; sumarle a eso acceso a avanzadas herramientas de gestión, capacitación constante, apoyo legal, jurídico y motivacional, y además con la libertad necesaria para que funcionaran de manera autónoma, pagando por aquél soporte recibido.

El modelo, que hoy suena lógico y hasta natural, fue en su momento totalmente disruptivo y rompió el paradigma vigente en el real estate hasta ese momento

Ese es, ni más ni menos, el modelo RE/MAX, que hoy suena muy lógico y hasta natural: por algo el sistema gana cada vez más porción de mercado en cada territorio en el que abre oficinas. En su momento, sin embargo, fue totalmente disruptivo, porque rompió con el paradigma del real estate dominado por grandes firmas inmobiliarias con un dueño de renombre.

La repercusión fue inmediata: en dos años ya se habían abierto 100 franquicias. Tan grande fue el impacto que los Liniger entendieron que el concepto podía replicarse al resto del mundo, con un modelo que permitiría a los agentes inmobiliarios de todas las latitudes convertirse en profesionales exitosos al contar con todas las herramientas necesarias para lograrlo. Así, en 1994, RE/MAX llegó a Europa y comenzó su expansión internacional.

El legendario globo aerostático rojo, blanco y azul se convirtió en el logotipo oficial de la empresa hace ya más de 40 años

Dato de color: el legendario globo aerostático rojo, blanco y azul se convirtió en el logotipo oficial de la empresa en 1978 y, 20 años después, Mr. Liniger intentó hacer el primer vuelo en globo tripulado alrededor del mundo. Infelizmente, la aventura tuvo que ser cancelada debido a problemas de diseño y meteorológicos.

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA… DEL SUR

El segundo eje de la historia es la llegada de RE/MAX a la Argentina, que se produjo a través de Sebastián Sosa, actual presidente de la empresa para el Cono Sur. Sebastián vivía con su mujer Dotti en los EE.UU. a principios de este siglo y, ya siendo agentes inmobiliarios de la firma, descubrieron que había más de 50 franquicias alrededor del mundo, lo que movilizó su deseo de volver a su país de origen llevando consigo la representación de la empresa.

Con empuje y determinación, Sebastián Sosa logró primero traer la marca a la Argentina y luego que se impusiera en el mercado inmobiliario de la región

Después de muchas negociaciones y con tiempos más dilatados de lo previsto, en 2005 lograron abrir RE/MAX Argentina, pero el crecimiento fulminante que proyectaban chocó de frente con los vaivenes económicos del país. El despegue definitivo también tardó en llegar, pero cuando lo hizo fue imparable, y hoy la empresa es líder en el mercado inmobiliario de la región, con más de 120 oficinas entre la Argentina y el Uruguay.

Y es ahí donde entramos nosotros. Fue en el 2008, cuando por razones para nada azarosas conectamos con Luis Varela, actual broker y martillero de la empresa: durante casi todo el año previo ambos, aunque cada uno por su lado, habíamos estado en la búsqueda emprendedora.

En mi caso, el objetivo lo tenía clarísimo: quería encontrar un negocio que tuviera alto volumen a nivel transaccional, pero en el que no hubiera mercadería que stockear; que no tuviera empleados en el sentido tradicional, pero sí un equipo de colaboradores en un modelo de economía colaborativa.

Con Luis tuvimos una conexión inmediata, porque veníamos en la misma búsqueda emprendedora. Así, en agosto de 2008 RE/MAX Liberty se puso en marcha

En esos meses alocados descubrí que lo que buscaba ya existía, y que si bien todavía era muy poco conocido en el país se ajustaba muy bien al perfil: RE/MAX era una oportunidad de emprender, pero sin estar solo, con riesgo e inversión propia, pero con el respaldo de una tremenda marca internacional detrás.

Consultas, entrevistas, mucha reflexión. Lo único que me faltaba era un socio: alguien joven, pero con la experiencia en el negocio inmobiliario que yo carecía y al que le pudiera aportar mi expertise empresarial en logística y administración. Un llamado, conexión inmediata con Luis, reuniones con representantes de la empresa. En agosto de 2008, RE/MAX Liberty estaba en marcha.

Desde entonces hemos acompañado el crecimiento ininterrumpido de la compañía global. Por nuestro humilde lado aportamos 60 agentes inmobiliarios de excelencia a una red que hoy tiene más de 120 mil asociados, repartidos en unas 7800 oficinas, en más de 100 países alrededor del mundo.

Es un lujo, y sobre todo un orgullo, ser parte de esta historia que seguimos construyendo día a día. Como diría Oscar Wilde: “El único deber que tenemos con la historia es reescribirla”.

Propietario Remax Liberty

Deja una respuesta

Cerrar menú
Abrir chat